2011 DIARIO VIAJE NUEVA ZELANDA

16-11-2011

Al final estamos en un motel de Christchurch gracias a la amabilidad de los dueños del hotel anterior en Akaroa que esta mañana a primera hora se encargaron de localizarnos un hotel bien situado en Christchurh. Resulta que todos los hoteles del centro quedaron en ruinas tras el terremoto de Febrero pasado, en el hubo más de 150 muertos, y todo el centro está cerrado al público. Y los hoteles restantes están ocupados por toda la gente que ha venido ha resturar la ciudad y todos con el «no vacancy» puesto

Algunas señales del terremoto en las aceras

Y esto lo que quedó de la catedral

Algunas tiendas para poder trabajar, las han montado en containers, no es para parecer más modernas, es que es la forma más fácil, rápida y económica de poder abrirlas.

Y se hace extraño ver todo lo relacionado con la navidad y andar en manga corta

también hemos visitado el museo, muy bonito e interesante, y aquí estoy con mi ídolo de la adolescencia,  el neozelandés Sir. Hedmun Hillary, el primer hombre que coronó el Everest y que también participó en la primera expedición que cruzó la Antartida con vehículos

Y se acaba el viaje, Nueva Zelanda nos ha encantado, y sus gentes también, merecen un 10. Y los paisajes son tema aparte, si ponemos en un plato unos gramos de fiordos noruegos, otros de bosques canadienses, paisajes de Costa Rica, volcanes de islandia, los lagos de Finlandia, una ración de Parques Nacionales de USA, cuarto y mitad de glaciares de Argentina y Chile, y todo ello lo espolvereamos del verde de Suiza e Irlanda, tenemos un riquísimo plato llamado Nueva Zelanda, quizás el el mejor manjar en esto de los viajes,  eso si, se sirve frío, es la única pega.

HASTA   LA PROXIMA  AMIGOS

15-11-2011

Esto se acaba y como andamos de recogida y para mi ya es tarde, hoy seré breve.

Esta mañana volvimos a dejar las motos y retomamos el tema “kayak”, que es muy parecido a montar en moto ¿Por qué te puedes caer del kayak y de la moto? no, ¿por qué en ambos vas viendo sitios muy bonitos? no ¿por qué en los dos te da el viento en la cara? tampoco.

Porque tanto en la moto como en el kayak como mejor se va es uno solo, así que hoy un kayak para cada uno.

Nuestra amiga Mafi nos los tenía preparados y después de recorrer su finca hasta la orilla del fiordo del Pacífico donde estaban nos metimos a palear con la esperanza (según Mafi) de que era posible que viéramos delfines.

Vimos focas, pero no los delfines, pero pasamos  con los kayaks por luagres especatculares.  Así que después de casi tres horas c nos despedimos de  Mafi y nos fuimos en una motora, con perro con chaleco salvavidas y todo

para meternos más adentro del mar a ver si era posible verlos, y mirando, mirando

…allí estaban, objetivo cumplido

Y para celebrarlo, una copita de vino neozelandés que está muy rico

Y nada, mañana dejamos las motos en Christchurh y ahora tenemos el problema de encontrar un hotel para mañana por la noche, ya que como el centro de la ciudad quedó destruido por el terremoto del año pasado, muchos, o todos, los hoteles están ocupados por gente que se quedó sin vivienda y tendremos que coger uno en las afueras o sabe Dios dónde, pero alguno habrá. Y el jueves por la tarde nos queda la última “actividad de riesgo” del viaje, casi 40 horas de avión para volver a España…

Por si mañana no hay conexión, gracias a tod@s los que nos habéis seguido desde la otra punta del mundo. En unos días abriré la sección  de Nueva Zelanda en el apartado de viajes ya pondré una crónica formal del mismo.

Saludos y hasta otra

14-11-2011

Como el sábado ni vimos las ballenas y además acabamos hartos de tanto mar, el domingo cambiamos radicalmente de paisaje, nos fuimos a los Alpes del Sur por una de esas carreteras que dicen es de las 10 mejores de Nueva Zelanda, la Alpine Pacific. Difícil eso de calificar en este país a las carreteras, prácticamente todas son 5 estrellas, y desde luego la Alpine P. no desmerece.

Y además de ella nos encontramos con un lugar llamado Hunmer Springs que es un centro de agua termales, así que derechitos a las piscinas de hidromasaje con el agua a 36º, que bien se  estaba….

Hoy hemos vuelto a la costa del Pacífico, a Akaroa, 80 km. al sur de Christchurh, un pueblo muy bonito y que para llegar hasta el hemos pasado por sitios como este

Y por aquí hay ovejas a millones y que están gordas como terneros

Estas dos del fondo de la foto nos escoltaron un rato abriendo paso, y aquí Conchi diciendo “están locas estas ovejas…”

No es he contado nada de los moteles que hay por aquí, son estupendos, con unas habitaciones grandes y unas camas gigantes que no sabes si dormir a lo largo o a lo ancho

Menos mal que son grandes, porque con el acarreo de las 6 maletas de las dos motos, si no fuera así no se dónde las íbamos a colocar cada día

Ah, el otro día se me olvidó la cara que se la quedó a Conchi a la vuelta del fallido intento del avistamiento de ballenas, a ver si mañana tenemos más suerte con la “actividad” que tenemos prevista, mañana os contaré en que ha consistido (no siendo que se nos quede la misma cara que con las ballenas…)


12-11-2011
Toda la noche estuvo lloviendo y un viento muy fuerte. Al amanecer el mar seguía como ayer, con unas olas que como para meterse allí. Pero a primera hora estábamos en la oficina de la empresa que pone el barco para el avistamiento de las ballenas, junto con otras 15 personas tan irresponsables como nosotros. Después de un rato nos dicen que vale, que vamos a intentar salir pero que el mar está muy bravo y tal y tal…y tenína razón, el barco se movía para arriba y para abajo como una cosa loca, la olas chocaban contra las ventanas y ya nos parecía mala idea lo de empeñarnos en salir en busca de las ballenas, pero ya puestos…



Tras algo más de una hora mar adentro el barco paró, bueno, pararon los motores porque aquello seguía arriba, abajo, a babor, a estribor…y salimos a cubierta en busca de las dichosas ballenas, todos menos tres bajas a causa del mareo. Pero ni rastro de las ballenas, nos devolvieron al puerto (otra vez el tobogán marino) y nos devolvieron el dinero, ellos dicen que si no hay ballenas, no hay que pagar, menos mal
Así que la única ballena que hemos visto es esta del mural

Y para olvidar el tema nos fuimos a beber, no ron como los balleneros, pero si unas buenas cervezas…

Buen fin de semana para tod@s

11-11-11
Pues si han sido unos días desconectados, pero es que hemos hecho muchas cosas y a veces no teníamos internet en donde estábamos. Ahora estamos en Kaikoura que está en la costa este de la isla sur, hemos venido hasta aquí a…bueno eso lo cuento al final, primero lo de estos últimos días. Llegamos a Wellington a las 13 h para tomar el ferry de las 14 y 30 nos dicen que está completo y que sale otro a las 20h, vale, nos vamos en ese. El problema es que llegaba a Picton, isla sur, a las once y pico de la noche y aquí no es como en otros lugares, a las 9 cierran la recepción de los moteles y adiós. Así que estuvimos a punto de tener que pasar la noche “al raso”, por suerte en uno la dueña tenía insomnio y estaba despierta a esas horas.
También hemos hecho kayak en el Mar de Tasmania y por algunas playas espectaculares como las de la foto, nos acercamos a ver focas, hemos hecho trekking (vamos, “andar por el monte” que se ha dicho toda la vida) por el Abel Tasman N.P…




El sol de las fotos que no os engañe, ahora aquí hace una rasca…
Nos han puesto una multa, bueno dos, una a cada moto por aparcar en la acera en Wellington, 80 $ neozelandeses que nos costó la visita a la ciudad, Y las carreteras como siempre, de película, está tarde hemos traído una bordeando la costa del Pacífico, las montañas con nieve a nuestra izquierda, y a la derecha el mar hecho una fiera…


Y ese es el asunto, que hemos venido a Kaikoura a subirnos a un barco, o barca o lo que sea, para ir a ver ballenas y el mar está un pelín agitado, mañana veremos si el viaje hasta aquí ha valido la pena o no,
Gracias a todas, grandes y pequeños, y saludos para tod@s y especialmente para Laura, Alicia y Diego por vuestros cometarios
7-11-2011
Estos días hemos estado viajando por la zona centro de la isla norte, la tierra de los Maoríes. El paisaje sigue siendo una maravilla, el tiempo ya es otro cantar. Dicen que en algunos lugares del mundo se pueden dar las cuatro estaciones en un dia, aquí se dan pero en una hora, lluvia, calor, frío, viento…todo puede suceder en menos de 60 minutos. Hoy estamos en Napier, una bonita ciudad art-decó en la costa este, y hace sol y calor. Mañana bajamos a Wellington e intentaremos coger el ferry y pasar ya a la isla sur, donde hará más frío, seguro.


En Rotorua visitamos una zona geotermal que es la más reciente en el mundo, ya que se produjo por la explosión del volcán Tarawera en 1886, todo impresionante

Por aquí se rodaron escenas de la película «El señor de los anillos»

Y este hombre no se le ocurre otra cosa que querer montar en un aparato infernal que es el «jet-boat». A los 20 segundos de ponerse aquello en marcha ya pensó que podía haber sido una equivocación, al minuto que aquello acabaría mal, pero al fnal fue divertido al máximo, es como derrapar con una moto de 200 c.v pero en el agua…



Y el resto pues eso, géiseres, maorís, blancos haciendo el «maorí»



Ah, y estos nuevos amigos con los que hemos coincidido ya dos veces en el viaje, ella es de Valladolid y se llama Estefan y él es de Salamanca , se llama Fidel y es el más viajero-aventurero de los conductores de los autobuses urbanos de Salamanca

Las próximas noticias ya desde la isla sur, más abrigaditos.
Saludos a tod@s y gracias por los comentarios

04-11-2011
Por aquí seguimos, quiero decir en la isla norte, hoy hace sol y calor pero no nos hacemos muchas ilusiones, aquí todos los días hace sol, llueve, calor, frío…pero para que esté todo verde tiene que ser así


ayer se rompió la llave de una de las maletas de mi moto, por suerte pude desmontar el bombín y sacar el trozo partido, luego buscar un sitio donde nos pudieron hacer otra y solucionado

y una maleta de Conchi se «cansó» de viajar con ella y decidió soltarse en plena carretera, la maleta acabó en la cuneta y por suerte no la pilló ningún coche ni se abrió, pero Conchi se llevó un buen susto, aunque cuando me di media vuelta a ver que pasaba y llegué a donde estaba, ya había puesto otra vez la maleta en la moto…
01-11-2011
Nos hemos «acercado» hasta Nueva Zelanda para ver si es verdad eso de que es el país más espectacular del mundo. El viaje largo, larguísimo…pero ayer ya pudimos coger las motos y empezar a hacer kilómetros. Y sí, de momento si está siendo espectacular, carreteras estupendas, paisajes de maravilla…pero hoy no hemos podido ir a ver delfines porque está lloviendo. Estamos en la isla norte y mañana empezaremos a bajar, parece que no lloverá, aunque vaya usted a saber…