* 2010 MONGOL RALLY: Segunda semana

01-08

“A la rica sandía…oiga que se me acaban”

Otra vez nos toca hacer noche en la carretera, bueno en un motel, se nos hacía de noche y no llegábamos a Astrakan, y una de las reglas principales en este tipo de viajes es no conducir de noche, aunque a Ati y Manuel les ha tocado más de un día…

Hoy también mucho calor, cuando llevaba bebidos más de 5 lt entre agua y refrescos ya dejé de llevar la cuenta…y eso fue a media tarde.

Como es domingo se ha notado más tráfico en la carretera, y junto a ésta hay muchos puesto de venta de sandías, melones, tomates…como es lógico he parado en uno, atendido por mujeres jóvenes que siempre son más agradables y ríen al escucharme decir algo en “mi ruso”, no solamente me dan una o las rajas de sandia que quiera, además me dan tomates, las pido sal y allí mismo me lo como, luego quieren que me lleve una sandía en la moto, insisten, nos reímos, hacemos gestos de dónde colocar la sandía en la moto y las regalo alguna cosa, entienden que no compro la sandía porque me es imposible llevarla, con tanta historia de las sandías y tomates se me están acabando los bolígrafos que me dio mi amigo David de “La Caixa”, saludos David y familia.

Ya he podido cambiar dinero, mejor dicho sacar con la tarjeta en un bancmant (cajero) ya que es domingo y los normales están cerrados, lo de encontrar el cajero ha sido por ir con los ojos bien abiertos al pasar por los pueblos grandes, Ati y Manuel pasaron por el mismo sitio y no lo vieron, así que he tenido que dejarles rublos para que pudieran pagar la habitación, cenar, gasolina… esto es un motel cutre, cutre, aquí ni dólares, sólo rublos rusos, así que como la chica del chiste “de pagar con la tarjeta ya ni hablamos”

También he entrado a un pequeño pueblo a hacer una foto de la iglesia, enseguida se han acercado unos niños y nos hemos hecho fotos y reído viéndolas, ya se van notando en la gente rasgos más asiáticos en sus caras, abundan los kirguises, los uzbecos…

Como veía que o me daba prisa o se me hacía de noche, venía rápido (todo lo que se puede con la Derbi) y le adelanté a un local que iba en una antigua moto con sidecar, medio km más adelante me quedé sin gasolina (hacía km que venía con la reserva) paré eche mano al bidón y listo, cuando acabé pasó otra vez el del sidecar y me gritó algo mientras se iba riendo (supongo que diría como la Derbi al Q7 en Austria, “chúpate esa”)

Y la última anécdota del día, también a pocos km de este motel me paró un policía de carretera, ya he dicho que yo tenía prisa así que casi no le di tiempo a nada, llevaba preparados 2 billetes de 1 dólar en un bolsillo, tanteé uno, se lo di, metí primera y allí le dejé, no sé si me paró para sacarme algo o solamente para pedirme la documentación, el caso es que allí se quedó con el billete de dólar de la mano y seguramente pensando “estos extranjeros están locos”

Mañana sólo iremos hasta Astrakan, buscar un buen hotel (seguramente el último en unos cuantos días) y cambiaremos los aceites a las motos antes de meterlas en el desierto de Kazjistan.

 

 

02-08

“Ozú, que caló”

Estamos en Astrakan, buen hotel, céntrico y con wi-fi, y bien de precio (50 euros con desayuno, hab. Con a.ac, ámplia…)

He estado viendo la ciudad, no tiene mucho que ver pero algo es algo, el Volga pasa a pocos mts del hotel, dan ganas de darse un baño en el. Aquí ya está casi desembocando en el mar Caspio, supongo que no será mal sitio para comer caviar, pero el caso es que no lo he visto en ningún sitio. Esta mañana al entrar a la ciudad un termómetro ponía 48º y eran las 11 y media, si esta gente aguanta todos los años estas temperaturas no me extraña que aguantaran tanto tiempo el comunismo, aquello no podía ser peor que estas temperaturas, eso si en invierno se hielan. Las ciudades tienen en las afueras los tubos de la conducción del agua caliente o la calefacción, algo de eso, están forrados de aislante y no se si eso seguirá en uso, tienen un aspecto un poco chungo.

Los rusos tienen un problema con los mapas y planos, les enseñas uno y no saben por donde empezar, tomé un plano en el hotel, salí a la calle y en dos minutos sabía perfectamente por donde andaba, hice la prueba del plano con 4 personas para ver como reaccionaban, les pedí que me indicaran en el plano donde estaba. Plano arriba, abajo, a los lados, dedos aquí, dedos allí…y después de un rato ya te decían más o menos la calle, algunos ni acertaron. La prueba la hice con todo rigor, dos mujeres, dos hombres, jóvenes y mayores, bien alimentados, bien vestidos, raza caucásica…pero ni por esas, los planos no es lo suyo, pero bueno con la bobada del plano una chica hablaba algo de inglés y ya me contó algunas cosas de la ciudad y de que hoy celebraban los paracaidistas su día, así iban coche arriba y abajo, con banderas y demás.

También me contó esta chica que ojo en esta ciudad, por lo visto es peligrosa, por las calles que he estado hace un mes unos “bandidos” acribillaron a balazos a dos policías en un coche, y eso que es el centro….

Por el camino paré a desayunar un poco de sandía (ya sé como pedirla- jarbust-) y melón y a media mañana un tomate con sal, como siempre no aceptan dinero a cambio y además quieren que me lo lleve en la moto. También hemos coincidido con un equipo de VallAdolid del M.R, van en un Twingo y pasaban hoy a Kazajistan, nosotros los haremos mañana.

A la entrada de Astrakan control policial, pasaporte y sorpresa, no querían nada más, ni los papeles de la moto, al ver que era español empezaron con la bobada de “hispana, fubo, fubo…number one” y hacer como que daban patadas a un balón imaginario, así que allí los dos polis y yo dando patadas al aire y listo, ni dólar ni nada, gracias selección.

Me preguntan si los familiares de Ati y Manuel pueden escribir comentarios aquí, hombre, siempre que no sean para “ponerme a caer de un burro” vale, no hay ningún problema, es lo bueno de Internet, por cierto esto de los diarios me da que en los próximos días va a ser más complicado, kazajistan no creo que tenga muchos hoteles con wi.fi o ciber-cafés, al menos hasta que crucemos el desierto, aunque yo seguiré escribiendo y en cuanto tenga una conexión os pego los diarios pendientes. Ah, para los parientes de ambos, siguen bien, tranquilos que, aunque parte del día yo viaje “por libre”, por las noches paso revista para ver si me falta alguno de los dos.

Me olvidaba, hoy me han hecho uan buena oferta por la Derbi, el cambio no estaba mal, pero es que también incluía al chavalin sentado en el sidecar, y bueno, ya le dije al ruso “muy majo el niño, pero va a ser que no”

Si nadie tiene que preguntar nada, esto es todo, agradecer esos últimos comentarios que he leído, hasta la próxima.

 

 

03-08

“y todavía podía ser peor…”

Estamos en Atrayu, a unos 480 km de Astrakan, ya en Kazajistan, por fin la Derbi y yo hemos tenido nuestro bautismo en tierras asiáticas, aunque antes la vieja Rusia parecía no querer dejar marcharnos con idea equivocada de sus gentes…

Cuando Conchi y yo empezamos con esto de los viajes (ufff hace tanto) pensaba que la preparación del recorrido, ir en una buena moto, ver muchas cosas…era lo mejor, con el paso de los viajes comprobé que lo más importante es la suerte, la buena suerte, y que a veces un problema te hace vivir y conocer a gentes que nunca se habrían cruzado en tu vida, y que valen la pena, aquí va una muestra de ello.

Unos 24 km después de salir de Astrakan en dirección a la frontera kazaja noté algo raro en la rueda trasera y pensé “Jaime te toca arreglar un pinchazo”, me bajé y miré la rueda, tenía presión y entonces ya me imaginé que algún cojinete había rendido el alma justo antes de dejar Rusia.

Ati y Manuel iban por delante así que comprobé la situación, los cojinetes de una rueda no es la peor avería “podía ser peor…” ví que a 50 mts había un árbol “al menos tengo un sitio con sombra, podía ser peor…” y que al otro lado de la carretera había una parada de autobús “al menos tengo transporte hasta Astrakan, podía ser peor”, también había un puesto de ventas de sandias “al menos tengo un sitio donde dejar las cosas si Ati y Manuel no vuelven pronto, podía ser peor…”

Cuando llegaron ya tenía medio sacada la rueda (suerte de caballete, gracias Emilio y Jesus…) y localizado el cojinete que se había roto, se quedaron allí con la moto y mis cosas y el primer Lada que pasó me llevó a la ciudad, a un taller y luego a una tienda a por un (ya compré los dos que lleva) cojinete 6204 2RS, y me volvieron de vuelta a donde estaba la moto, en total hora y media y sin querer cobrarme absolutamente nada, es más, me dijeron que cuando regresara de Mongolia al pasar por Astrakan les llamara por teléfono ya que me invitaban a su casa y a comer caviar beluga…me dio no sé que decirles que no volveré por aquí, así que quedamos que en un mes les llamaría para probar ese beluga y que yo pagaría los vodkas, me pidieron algún billete de euros para que les firmara algo en el, les di uno de 20 y les puse “gracias” en todos los idiomas que sé. Eran un matrimonio de fotógrafos y ella está esperando gemelos, un encanto de personas, de verdad. Hablando de idiomas, los mejores 12 euros invertidos en el viaje los del librito “Ruso para viajeros”, mi salvación…

Luego cuando monté la rueda la chica del puesto de sandias me hizo unas fotos con su móvil y luego otras conmigo, también era muy simpática, ahora resulta que los rusos son amables…al menos conmigo se han portado de maravilla, gracias otra vez.

La frontera Kazaja sin problemas, en hora y media todo resuelto, esta foto es un poco arriesgada ( en todas las fronteras está prohibido hacer fotos, pero no había otro cartel de Kazajistan) pero uno ya tiene “artes” para cosas como ésta.

Los kazajos son simpáticos, saludan continuamente, me hacen fotos con el móvil, hablan conmigo antes de hablar yo con ellos, me gusta Kazajistan (espero dentro de unos días decir lo mismo), hace calor, pero al ir cerca del mar Caspio se nota algún grado menos (sobre los 45º a mediodía)

Hemos visto ya los primeros camellos junto a la carretera, ésta a veces está mal y otras peor, pero al menos es asfalto, estilo la de Alba-Cuatro Calzadas, Conchi te habría gustado esta carretera, cientos de km de rectas, aunque baches continuamente. Ah, otro incidente, he comprobado la expresión “derretirse el asfalto”, dejé la moto con la “pata cabra” mientras hacía el seguro kazajo (después del regateo, 100 dólares un mes la tres motos, si vuelvo otra vez veré si ha sido caro o no) y se cayó la moto, mientras rellenábamos papeles se deshizo el asfalto y la Derbi “perdió su dignidad” allí estaba caída, me dio no sé que, sólo se partió la maneta del embrague, tengo una de repuesto pero todavía me apaño con el trozo que ha quedado, otra vez “podía ser peor…”

Al llegar a Atrayu nos hemos encontrado con un coche de Cádiz también del Mongol rally, estamos en el mismo hotel, donde nos querían cobrar 500 “ lo que sean” kazajos por dejar las motos y el coche a la puerta, son sólo 3 euros pero me parecía un poco jeta y les dije que nada o nos íbamos a otro hotel, al final parking “padárak” (regalo) y listo.

En los trescientos y pico km por Kazajistan sólo un poli, como él no me paraba paré yo (ya es la costumbre cuando veo a un poli…) para hablar con él y “tantear un poco a la poli de aquí”, vio el pasaporte y lo de siempre “fubol, fubol, ispajia y tal y tal”. Así le tuve entretenido en lo que pasaban Ati y Manuel para que no les parara a ellos (de nada).

Para cenar he pedido para todo»sanlynks» (pinchos morunos de cordero al estilo kazajo) ya que me lo recomendó mi amiga Asia (kazaja que vive en Alba, un saludo Asia) y todos asombrados de porque sabía yo eso, uno que sabe prepararse los viajes…

Mañana más cuando haya internet

 

 

04-08

¿y esto cuando se acaba?

La carretera que ayer estaba regular, comparada con la de hoy ya me parece que era una autopista francesa…hemos hecho 350 km en unas 12 horas, nos faltan unos 200 para llegar a Aqtobe, ha sido un poco “durillo”. Tienen una carretera totalmente destrozada como no he visto ninguna en el mundo, y luego han hecho una pista paralela que es una mierda, a veces hemos ido por la carretera, o los restos de ella, y otras por esa ridiculez de pista, la carretera era recta, la pista va paralela pero ¡¡¡haciendo curvas continuamente¡¡¡¡ No me explico que habrán hecho los kazajos de esta zona, la suroeste para tenerlos aislados del resto del país, solamente tienen carretera hacia rusa, aunque la mayoría son con rasgos kazajos, y en un pueblo que paramos todos eran musulmanes. El caso es que por cosas menos importantes que el estar incomunicados por vía terrestre en otros países ha habido golpes de estado, aquí están resignados a no poder moverse…para salir en dirección norte de un sitio que se llama Makat, fue horrible, y piensas “esto sólo pueden ser unos pocos de kms…” sí, sí, fueron casi 200 por un camino que es imposible que se haya estropeado tanto por si solo, eso lo tienen que haber bombardeado o algo así, si no es imposible esos agujeros uno tras otro

Al final hemos tenido que poner las tiendas a las afueras de un pueblo junto a pequeño curso de agua, bueno, remanso de agua y desde aquí estoy escribiendo,

Tocaba cambio de aceites a las motos, Ati y Manuel querían que les dijera como y ellos lo harían, pensé que sería más rápido y seguro para todos que se lo hiciera yo a las tres motos, bueno ellos se han echado solitos el aceite en su moto, ya es un logro para alguien que se mete en viaje de estos y no tiene ni idea de lo más básico de mecánica…en fin.

Como siempre que viajas por lugares remotos y difíciles siempre hay alguien en peores condiciones que tu, hemos encontrado a un italiano (mayorcito ya) en bici, con intenciones de llegar hasta Mongolia, y el año próximo a Pekín, luego dicen que los de los viajes en moto estamos locos.

Así que ya he estrenado la tienda que me regalaron Juan Carlos y Mirem (de Moraleja CC), Juan Carlos me dijo que era muy endeble, pero de momento está aguantando, espero que me dure toda la noche….

Y me olvidaba, el momento más agradable del día, cuando todavía era una carretera, me encontré con los familiares de “Borat”, el de la peli, estaban como carracas…que risas me pasé con ellos (al parecer ellos también conmigo)

Y aprovechando este internet rápido del hotel que me ha proporcionado Conchi (gracias guapa) os pongo otras fotos de cuando todavía existía una carretera que pensaba duararía todo el día

En esta primera foto está claro que hay no se puede (o debe) meter la moto para hacer la foto, pero lo de siempre, mejor pedir perdón que pedir permiso.

 

 

05-08

“Eduardo el kazajo”

Como se suele decir, con los primeros rayos de sol levantamos el campamento. Y aunque se esté de camping no hay que olvidarse del aseo personal, y menos con lo que pasamos ayer.

Hoy hemos hecho unos 225 km desde donde dormimos anoche hasta Atqobe en el noroeste del país, y aquí nos quedamos hasta que mañana pongamos rumbo sur en busca del Mar de Aral (o lo que quede de el).

Se calentarán las botellas, pero a mi sin agua no me pilla….

La carretera hoy ya ha hecho honor a su nombre, excepto los primeros 30 km luego ya se podía ir entre 50 k/h y 70, al final a 90.

Estabámos parados en un cruce y llegaron los equipos portugueses con los que ya habñiamos coincido otros días, van 2 kangoos y un Fiat Punto, uan de las furgo ha doblado un amortiguador trasero y paraban también aquí para buscar uno, es lo menos que les podía pasar, a los austriacos uno de los dos Suzuki se les ha partido al medio (literal) y han tenido que hacer un abandono ante la policia. Por cierto que metido en uan de la kangoos viaja el italiano de la bici que vimos ayer,” ay, ay…que tramposini”, lo vio tan mal que echo la bici a una kangoo y se metió dentro, pobre hombre, no me extraña.

Al llegar a esta ciudad he ido en busca de un taller, tenía que soldar un tope a la pata cabra, ha cedido y la moto cada vez está más inclinada (ya se ha vuelto a caer de parada). Entré en un taller y al decirles que era español enseguida llamaron a alguien, apareció un hombre pequeño, con más cara de chino que de kazajo y que hablaba algo , se llamaba “no sé qué” uardo, así que se quedó con Eduardo, se ofreció a ayudarme, me fue a comprar agua para mi y no me la cobró, luego quería ir a por vodka (estaba yo para vodkas con la “caló” que hace), vamos que se desvivió por mi, al ir a hacer la foto también se arrimó el dueño del taller (el rubio) que también me ofreció algo, aunque no era agua,ni bebida, era más bien “carne”, dejemos eso.

Como Eduardo no quiso cobrar nada por su ayuda le regalé un colgante de esos de las llaves y tan contento que estaba con el, se lo enseñaba a todos los del taller ¿qué por qué sabía español? Pues eso, porque había trabajado en España y Portugal

Vale, mañana hacía Aral, unos 600 km, se supone que por carretera-carretera, con unos 250 sin absolutamente nada.

 

 

06-08

¿Y esto cuando se acaba (II)? o las pistas kazajas, regreso al infierno.

Estoy en el hotel Aral, en la ciudad de su mismo nombre junto al mar de Aral. El hotel, si tuvo algún tiempo mejor debió ser cuando el mar de Aral estaba rebosante de agua y de peces y todos los habitantes de la zona vivian de el, eso dejó de suceder hace ya muchos años…

Dicen que la desecación del mar de Aral es uno de los mayores desastres ecológicos que el hombre ha sido capaz de hacer. Lo rusos estaban empeñados en ser los mayores productores mundiales de algodón, las tierras del sur de esta zona eran idóneas para su cultivo, sólo faltaba un detalle, desviar el agua de los ríos para poder regar toda esta inmensidad de terreno ¿qué esos ríos desembocaban en el mar de Aral? Bueno, porque le faltara un poco de agua tampoco se iba a notar, debieron pensar los rusos, pero vamos que se nota, en unos 40 años sus aguas han retrocedido a razón de km por año, casi nada, y por otra parte los rusos también pensarían que al fin y al cabo los habitantes de esta zona no son rusos, son kazajos, kiguies, uzbecos…que más da si perdían su modo de vida.

Vale, después de esta introducción voy con lo de hoy, salí a las 8 de Aqtobe, cuando he llegado a Aral (606 kms) las 20 y 30´, los primeros 300 km en 4 horas, tuve autopista, carretera buena, cruce pueblos, el resto…de todo, pistas de arena, de piedra suelta, de cemento-asfalto, gasolineras fantasma, cruzarse con los camiones… vamos para no aburrirse, menos mal que la Derbi se maneja de maravilla, con una BMW 1200 Gs o 650 GS habría sido un día horrible, con la Derbi ha sido un día divertido.

No os voy a aburrir con la dureza del día de hoy, es lo que hay y punto, repito que no es normal que los autóctonos aguanten esta “incomunicación” vía terrestre en pleno siglo XXI. Ati y Manuel me han llamado que estaban, o creían estar a 15 km de Aral, yo ya he buscado hotel (no hay otro) duchado y cenado una rica ensalada con cordero y escribiendo mientras espero a ver si llegan.

Lo que si quiero es contaros como son los “Kafé” (casas de comidas y bebidas) que me he encontrado hoy, son algo surrealistas y sin duda el Kazajistan profundo o mejor, el Kazajistan de ultratumba.

Aclaro que estos Kafé no tienen ningún rótulo exterior o algo así, simplemente tu ves una casa junto a la pista, y por el simple hecho de estar allí, en medio de la nada, se supone que es un Kafé, llegas abres la puerta y te puedes encontra cualquier cosa….allí tienen algo de beber, nunca frío ya que no hay electricidad, las bebidas las suelen tener en un pozo (sin agua) sótano…y algo muy básico para comer.

En la primera de estas casa compré una botella de coca-cola y me comí algo de fruta que tenía, me senté en una especie de cobertizo con techo de uralita y enfrente se sentaron el marido y la mujer (supongo) parece ser que mi presencia les importaba poco o nada, el marido tenía ganas “de juerga” y ella no, pero no porque estuviera yo allí delante, debía estar enfadada por lo que fuera. Yo ya no sabía para donde mirar mientras me comía la fruta, miraba a las uralitas, al perro que por allí andaba, a las alfombras…y el hombre “pesao, pesao” mano por aquí, mano por allí…joer, que estaba yo violento allí delante…y a punto de decirle “caballero no ve que la señorita no quiere aceptar sus proposiciones…” aunque me mejor me callo y me piro con disimulo.

En la segunda casa llego y me encuentro a un hombre medio ciego sentado fuera, saludo y me indica que adelante, y con todas mis botarras llenas de polvo entro en el umbral de la casa, aparece una mujer, hija, nieta, hermana, mujer…del medio ciego, vaya usted a saber, y la pido agua “niet (no) gas” como siempre “me la casca con gas”, se la devuelvo y la pido una coca-cola, me siento fuera junto al ciego y llega un kirguiz, saluda con el “salam aleikum”, le respondo con el “aleikum salam”, nos da la mano al viejo y a mi y acto seguido me doy cuenta que son musulmanes, y yo he entrado con todas mis “botarras” llenas de polvo y arena en su casa, me disculpo ante el ciego (que me entiende perfectamente) y me invita a descalzarme, declino tal honor no siendo que lo último que huela el anciano antes de “cascarla” sean los vapores que salgan de mis botas….hablamos un poco sobre “cómo ve la situación, abuelo”, “mal” me dice y también me dice que a Aral son 4 horas de viaje y mejor haría quedándome a descansar en su casa…

Tercera casa, niño y niña de no más de 10 años y ambos, los pobres, con cara viejos y más mierda “que cera bendita”, pido agua “niet gas”, no hay, pido coca-cola, tampoco, nestea, nada, sólo agua con gas. sprite y un refresco típico kazajo, no sé como se llama, parece granadina aguada, les digo que no y se enfrascan los dos en una fuerte discusión (supongo que se echarían en cara el tener tan poco surtido ante un pirao que para allí)

Y la cuarta y última (es que me he metido en todas, en cada una me llevaba una sorpresa), como siempre doy voces y corro un poco la cortina esperando ver sabe Dios qué, aparece una chica (su edad indescifrable, y quien sabe si está embarazada o es así por naturaleza) empieza a dar unas voces terribles, me doy cuenta que es retrasada, deficiente o queráis llamarlo, la pido agua sin gas, baja a un pozo y saca una botella, la arrimo a mi oreja y abro un poco el tapón “fffffisssss”, esta tiene gas, no la quiero, me da otra, lo mismo, una tercera, igual y ella venga a gritar , supongo que diría

-“este gilipollas lleno de mierda me tiene aquí sacando botellas de agua para ponérselas a la oreja…”

me hace señas para que baje yo al pozo y coja la que quiera

– “si hombre, me puedo hacer 300 km en moto por la arena, pero en ese agujero oscuro no meto ni loco”

Al final la digo que sí, que vale, con gas me va bien, creo que se me va hacer de noche antes de llegar a Aral y “tendré que poner la tienda, que más da tener agua con gas o sin gas…lo importante es tener”, según salgo veo una sandía abierta, mi salvación, se la señalo y otra vez lo mismo, ella venga a dar gritos, y otra vez mi traducción

– “joer, el gilipollas este, podía haber dicho al principio que quería sandía y me había evitado tanto bajar al pozo…”

Al verme tan contento con mi trozo de sandía, que no me quiso cobrar, me invitó a sentarme y a comer más sandía, el lugar para sentarme seguramente estaba más limpio que mi ropa de moto, mientras ella seguía venga a dar voces y voces, y yo “raigmet, raigmet (gracias)”.

Como casi siempre situaciones ridículas que, como no me ve nadie, no hay problema luego en contarlas

Vale, acaban de llegar Ati y Manuel y le dicen en el hotel que está cerrado y que no les dan habitación, voy para allá a ver que pasa…

Como estos días tampoco ha habido conexión , os pongo otras 3 de las crónicas de los 3 últimos días y muchas gracias por los comentarios, son tantos que me es imposible dedicaros unas lineas a cada uno-a que os tomaís las molestías de escribirme, pero de verdad que gracias a tod@s, no sabéis la alegría que me da abrir la web y ver comentarios vuestros.

 

 

07-08

“Las dames froilan, las froilan dames”

Estamos en Quirzoila, a unos 1100 km al oeste de Almaty, hemos hecho unos 475 km.. Hoy Ati y Manuel han llegado de día, cosa extraña, ayer llegaron 2 horas después que yo y eso que a mi ya me tocó hacer unos 10 km de noche, vamos que ni “jarto vodka” conduzco yo por aquí de noche…en el hotel Aral les dijeron que era tarde y no les daban habitación, intermedié por ellos, niet, niet (no, no) dijo la guardesa, esta de la foto y la escobilla, si la llega a tener anoche les da con ella a los dos, se tuvieron que ir a dormir a la casa donde guardamos las motos, me dijeron que en el suelo.

Ayer y hoy hemos viajado separados, no es por nada, solamente que mi moto corre más que las suyas, no me gusta viajar de noche y que yo paro mucho a hablar con la gente, hacer fotos y esas cosas.

Ya hemos dejado el atrás el desierto kazajo, pelín duro porque las dos carreteras que lo cruzan o están destrozadas o están haciendo una nueva encima de la vieja y ni una cosa ni otra, ya está todo más verde y con canales por todas partes, canales que llevan el agua que debía ir al mar de Aral…

Como aquí hay mayoría musulmana y hoy es viernes, es fiesta, y la gente sale a pescar, al campo, a comer…me encontré con dos matrimonios que enseguida me dieron una botella de agua (sin gas, olé) y lo de siempre ¿quo du va? (a dónde vas?) de dónde eres…Hispana, ah, fubol, champion…

y yo venga, Torres, Sergio Ramos, Villa…y luego les cuento que Vinokurov (el ciclista) es muy famoso es España, “ah, da, Contador, Astaná Team..” y ya está la confraternización kazajo-española en marcha

Me pidieron les hiciera una fotos a ellos y luego a las “ damen, froilan” (uno había trabajado en Alemania) pero la foto de las “damen” era conmigo, la flaca enseguida se puso, pero la rellenita no quería, no me extraña, pensaría:

“para esto me pongo yo el vestido de fiesta, para arrimarme ahora a este pirao de la moto que lleva encima más tierra que un saco patatas y está todo sudao…”

Lo de los camellos junto a la carretera ya cansa, ya es que parece que posan para que les hagas las fotos.

d

Hoy estoy en un hotel bastante bueno, me ha costado 70 euros, el de ayer en Aral 20 euros, ayer tenía un cuchitril, hoy tengo una habitación, ayer tenía un camastro que me tuve que meter en mi propio saco, hoy tengo una gran cama con sábanas límpias, esta mañana me echaron sin desayuno, mañana tengo un desayuno continental, ayer tenía una tele de la época de cuando Bresnev hacía la mili, hoy tengo wi-fi…¿Cuál es el hotel caro y cual el barato..?

Mañana hacia Simskent, lo de pasar a Uzbekistán anulado, hoy hace 15 días de la salida, hemos hecho 7.000 km vamos con dos días de retraso, pero prefiero estar un día entero en Almaty ya que allí tengo una guía que habla español esperando mi llegada, y me interesa mucho que me cuente cosas de este país, sus gentes, el tema ruso-kazajo…me parece una oportunidad única que no debo perder.

Y para acabar, hoy es el cumple de Conchi, ya la he llamado por teléfono, pero desde aquí MUCHAS FELICIDADES GUAPA, me acuerdo mucho de ti y de las recomendaciones que me harías si estuvieras aquí, TE QUIERO.

Así que ya lo sabéis los que seguís el viaje, hoy toca felicitar a Conchi, que por los viajes hemos celebrado su cumple en distintos países, pero nunca separados por 7.000 kms, voy a tomarme una cerveza sólo sopor eso (por cierto, hoy he llevado la cuenta de lo bebido, 4´5 lts de agua, 0´5 lts de Coca-cola y 1´5 lts de cerveza-ya una vez moto parada- y no ha sido el día de más calor…)

08-08

“el ser humano es extraordinario”

Estoy en Teraz, a unos 500 km al oeste de Almaty, hoy han sido poco más de 600 km pero intensos totales. He parado muchas veces a hablar con la gente, incluso me han parado para hablar con ellos, iba tan tranquilo y me adelanta un coche, se pone paralelo a mi y me hace fotos con el móvil, hasta aquí todo normal, unos km más adelante el coche está parado y uno de sus ocupantes fuera y me hace señas para parar, viajando solo tienes que tener un punto de equilibrio entre la confianza y la precaución, pero, como al gato que mato la curiosidad, paré. Era un periodista de un periódico de Quirzolla, donde había pasado la noche, que al verme quería interesarse por mi viaje, me hizo un entrevista, fotos y tal y tal, me presentó a sus acompañantes que eran familiares suyos, pensé que si también eran del periódico se había quedado vacía la redacción…

Después de sus preguntas, las normales ¿Qué te ha gustado más de nuestro país? ¿a dónde irás luego? ¿es duro viajar en moto? ¿qué se conoce de Kazajistán en España? …pasé yo con las mías

¿qué tal con los rusos, los uzbecos, los kirguies, los turkmenos…?

-Oh, all friends, no problem, all these countries friends…

-Ya, todos amigos, ¿y la matanza de hace dos meses de 2.000 uzbekos en Kirguizistan…?- pregunté sin saber si me estaba metiendo en “terreno pantanoso”

-Well, yes, esto, ehm…. los kirguies son un poco violentos

Al final vino a decirme que los kirguies son unos hijos de p…y que no se me ocurriera pasar por Biskent (la capital) para ir a Almaty

-No problem, I haven´t visa (no tengo visa para Kirguizistán)

Luego paré al tentempié de la mañana, suelo parar donde hay dos o tres puestos de sandías, si hay más luego es un jaleo, tienes que hablar con todos y probar de todos, había pasado por uno que sólo había dos puestos, pero eran hombres los que estaban al tanto, mejor en donde haya mujeres jóvenes, son más amables y simpáticas….en este no pensaba parar, había mucha gente, pero alguien me llamó en inglés y paré. Era una chica kazja que daba clases de inglés en la escuela, yo paré con ganas de sandía fresca , al bajarme de la moto me encontré con un tazón de té caliente, y yo quería sandía…, luego me dieron una especie de empanada con carne (caliente) y yo seguía queriendo sandía fresquita…luego me sacaron otro no sé que y ya no me aguanté, señalé la sandía y la lié buena, venga sandía para el “ispania”. Todos fueron encantadores conmigo, y claro, no aceptaron ni un “tengue” como pago, como otras veces saqué la bolsa del “merchaidansing” y venga, bolis de La Caixa para todos. Y luego las despedidas de siempre deseándonos paz, salud…y volver a vernos algún día, y las tarjetas de ExploraMoto para todos. Si hay dos, tres o más de tres personas y das una tarjeta estás perdido, todos quieren tener un recuerdo del “ispania” de la moto,” no problem”, tarjetas para todos…

Luego otra parada y otra más, aquí hay muchos puestos junto a la carretera, este hombre me enseñó su casa, su huerto, me dio pipas, que su mujer no paraba de comer…y como todos, sus mejores deseos para mi viaje

Este otro posa orgulloso con su tractor, son muy populares estos de una sola rueda delantera

En otro sitio paré a beber coca-cola y comer algo, era en Turkestan, a sus habitantes no logré ubicarlos, no eran kirguies, ni uzbecos, ni por supuesto kazajos ni rusos, parecían del sudeste asiático, pequeños, delgados…con esto de las razas hay que tener cuidado, a veces me pasa que doy las gracias en kazajo y resulta que son rusos-kazajos o al revés, para cuatro bobadas que ha aprendido uno al menos usarlas adecuadamente….

Ya he dejado la maldita carretera M-32, 1.500 km de obras, pistas, asfalto deformado…En los carteles solo entiendo que estará todo acabado en el 2013, habrá que volver para estrenar estas estupendas carreteras que están haciendo…

Los kazajos son extraordinarios, excepto tres que no conozco, el ministro de obras públicas, el ingeniero de las obras de la M-32 y su ayudante, sus madres han estado muy presentes en mis pensamientos una y otra vez durante los últimos 3 días…

El paisaje ya ha cambiado, hacía 8 días que no veía una montaña, sólo el horizonte plano, hoy ya he visto montañas y hasta con nieve.

Lo de pasar a Uzbekistán olvidado, he estado a 80 km de la frontera, me advirtieron que los domingos es muy lenta y que la carretera de Tanskent a Samarkanda con mucho tráfico, nunca he estado obsesionado con llegar a los sitios (quizás por eso he llegado a lugares que nunca imaginé) por ello Samarkanda puede esperar, además sé que a Conchi la gustaría conocerla…pues nada Conchi, mi regalo por tu cumple de ayer, un viaje juntos a Samarakanda ¿te parece bien?

Emilio, los cojinetes, no tenían marca, el que se rompió de la Derbi tampoco, y el precio de los 6204 2RS unos 3 euros y pico los dos, con que me aguanten hasta Mongolia me valen, de todos modos me quedé con el que se libró por si acaso…

Ya viajo oficialmente solo, aunque ya llevaba 3 días así más o menos. A Ati y Manuel les ha entrado la prisa y ya quieren llegar cuanto antes a Mongolia, no me extraña, ir a 70-80 km/h aburriría hasta a Job, no van a parar en Almaty, yo estaré mínimo un día y quizás también pare por el lago Usaral. Me dijeron que hoy iban a tirar todo lo que pudieran, me acaban de poner un sms que están en Symskent (150 km más atrás que yo con todas mis paradas). De todos modos estaba claro que teníamos distintos conceptos de entender lo que significa “viajar”, o al menos este viaje, para mi desde luego que echar horas en moto, pero más importante que eso también parar, hablar y conocer gente, ver pequeños pueblos, grandes ciudades, hacer fotos, filmar…en definitiva “vivir el viaje”, no obsesionarse con el destino, que en mi humilde opinión es lo que les ocurre a ellos, y por eso no quieren ir más rápido para no dañar las motos. Lo he dicho más veces, si llego a Ula Bator bien, y si no al menos lo he disfrutado como yo entiendo los viajes, que no significa que sea mejor o peor que otras formas…

Para sus padres, hermanos, amigos, novias y demás parentescos… siempre que ellos me avisen vía sms de su situación, y yo tenga conexión, iré poniendo aquí su posición, y no hace falta dar las gracias, aunque se agradecen esos detalles por vuestra parte. Y repito no ha habido ningún problema de convivencia, simplemente que tenemos distintas formas de viajar, seguro que, aunque yo vaya a estar el martes todo el día en Almaty, nos encontraremos otra vez por el camino a Mongolia

Y para los demás, mañana tiraré hasta Almaty donde me espera Xenia, seguro que es un estupenda guía y me contará muchas cosas que quiero conocer de este país, ya os la presentaré. Gracias Asia por ponerme en contacto con ella.